cantabria | paisajes de cantabria | alojamientos | los cántabros | rutas por cantabria | restaurantes | artesanía y ocio
Cantabria
 
  Cantabria presenta una oferta única para el turismo: sus cuevas con pinturas rupestres, declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad. La Cueva de El Castillo, en Puente Viesgo, es por sus pinturas una de las más importantes del mundo, tras Altamira. Así como importante es su yacimiento arqueológico que sigue siendo investigado en la actualidad con muestras datadas hace 150.000 años.  
 

GUÍA DE CANTABRIA. QUE VER EN CANTABRIA

GEOGRAFÍA DE CANTABRIA
-

Relieve de Cantabria
Playas de Cantabria

CUEVAS PREHISTÓRICAS DE CANTABRIA. PATRIMONIO MUNDIAL DE LA HUMANIDAD.
-

Cueva de El Castillo

ALOJAMIENTOS EN CANTABRIA
ALOJAMIENTOS RURALES
-

RESTAURANTES
-

ALBUM DE CANTABRIA
-

INFORMACIÓN DE CANTABRIA
-

ESPACIOS NATURALES PROTEGIDOS DE CANTABRIA
-

 

 

Cueva El Castillo. Puente Viesgo

 

La Cueva de El Castillo, toma el nombre del monte Castillo, bella montaña cónica situada en Puente Viesgo a orillas del río Pas. Aunque posteriormente se han descubierto otras cuevas también con arte rupestre en el monte Castillo, ésta fue la primera que descubrió el que era fundador y director de la Escuela de Artes y Oficios de Torrelavega Hermilio Alcalde del Río, en 1903. Cuando Alcalde del Río descubre la cueva entra en ella por una gatera por la parte superior de lo que es el actual Centro de Interpretación (diseño de Peridis) ya que sucesivos desprendimientos habían elevado el suelo. La apariencia actual con un gran socavón en la entrada es producto del vaciado continuo que ha supuesto el estudio arqueológico que aún hoy día continúa que tiene una potencia de 20 metros y donde se han encontrado restos correspondientes a diferentes períodos desde hace 150.000 años.
La Cueva del Castillo descubierta por Hermilio Alcalde del Río (Villamediana, Palencia, 1866 - Torrelavega, Cantabria, 1946) fue estudiada por él mismo y el prestigioso abate Henri Breuil (Mortain dans La Manche, Normandía, 1877 - L´Isle-Adam, Región Parisina, 1961), que a la sazón se encontraba estudiando la cueva de Altamira. Sus trabajos de investigación fueron patrocinados por el Príncipe Alberto de Mónaco y el Instituto de Paleontología Humana de París, fundado por este último y se presentaron a la comunidad científica internacional en el libro "Les cavernes de la región Cantabrique, Espagne", en 1912, firmado por Alcalde del Río, Breuil y Sierra. Los científicos más notables de la época, aparte de Alcalde del Río, Breuil y Sierra, realizaron estudios de la cueva y su yacimiento arqueológico, fundamentalmente Obermaier y Wertnert, aunque también los prehistoriadores Pierre Teilhard de Chardin (París), el Dr. R. Schmidt (Universidad de Tübingen), el barón Gian Alberto Blanc (Universidad de Roma), MacCurdy (Universidad de New Haven), Miles Crawford Burkitt (Universidad de Cambridge), Jewis Hillebrand (Universidad de Brno), profesor Weule (Museo de Etnografía de Leipzig), Hans Karl Jacob (Museo de Hanover) lo que puede dar idea de la importancia del hallazgo. En 1911 visita las excavaciones el profesor de Zoología de la Universidad de Nueva York, Henry Fairfield Osborn y director del Museo Americano de Historia Natural de dicha ciudad, que impresionado por la Cueva de El Castillo realizó un modelo de la cueva en yeso que conserva dicho Museo, junto a otras muestras que comprenden rocas y estalagmitas.
En "Les cavernes de la región Cantabrique, Espagne", Alcalde del Río, Breuil y Sierra catalogan 140 figuras de animales (ciervos, cabras, caballos, bisontes, uros y un elefante, reinterpretado más tarde como mamut), 50 manos en negativo y un número similar de signos, entre los que predominan los puntos y los llamados tectiformes, figuras abstractas de difícil interpretación y que reciben el nombre porque se interpretaron como cabañas o representación de algún tipo de vivienda o choza. Obermaier, interpretó en 1918 dichos signos como trampas para espíritus, que podían tomar forma de animales. Ya en la segunda mitad del siglo XX, Leroi-Gourhan interpreta dichos signos, tectiformes, como representaciones sexuales, del macho y la hembra.
Sean chozas, recintos, trampas o representaciones sexuales, el caso es que los signos, puntos y manos se consideran las pinturas más antiguas e implican un pensamiento abstracto que justifica su consideración como arte.
La datación de las diferentes pinturas abarca un periodo estimado (en ciertos casos comprobado por la prueba del carbono) de entre 30.000 y 10.000 años de antigüedad. Más difíciles de datar son los grabados de los que hay dos catalogados.
Por su arte rupestre y la importancia por número y calidad de sus pinturas, la Cueva de El Castillo está considerada como una de las cuevas más interesantes después de Altamira.
En el año 2008 ha sido incluida en el catálogo de el Patrimonio Mundial de la Unesco.

La cueva puede visitarse todo el año en una visita guiada que dura 45 minutos.
HORARIO
Abierto todos los días del año excepto el 1 y el 6 de enero y el 24, 25 y 31 de diciembre. Del 1 de noviembre al 28 de febrero de 9:30 a 15:30 h (última visita 14:40 h). Del 1 de marzo al 14 de junio y del 15 de septiembre al 31 de octubre de 9:30 a 14:30 h (última visita 13:40 h) y de 15:30 a 18:30 h (última visita 17:40 h). Del 15 de junio al 14 de septiembre de 9:30 a 14:30 h (última visita 13:40 h) y de 15:30 a 19:30 h (última visita 18:40 h).

Contacto para reservas:
reservascuevas@culturadecantabria.es
Teléfono: 942 59 84 25. Fax: 942 59 83 05

 

Bisonte de la Cueva El Castillo
Mano en negativo. Cueva El Castillo
Cueva El Castillo
Entrada y yacimiento arqueológico de la Cueva El Castillo
Signos tectiformes y l
Cierva grabada en la Cueva El Castillo
 
 
Imágenes de Cantabria contacto: info@periplo.com